Está ahora en:

El té es un árbol emparentado con la familia de las “Camelias”.

Existe dos tipos de plantas de té: Thea Sinensis (planta de China) y Thea Assamica (planta de Assam).

Desde antiguo ambas plantas han sido objeto de continuos cruzamientos hasta conseguir unas variedades más delicadas, aromáticas y sobretodo resistentes. En este empeño ha demostrado ser especialmente apropiada la Assamica híbrida que crece en altitud bajo un clima caluroso y húmedo. Es la planta que se utiliza en la fabricación de casi todos los cultivos de té.

Las variedades de té se consiguen por una parte con el cultivo del arbusto en suelos distintos bajo diferentes condiciones climáticas. Por otra parte, los tipos de té se obtienen dependiendo de la recolecta de la cosecha durante el ano y de sus posteriores fases de procesamiento: el marchitamiento, la operación del enrollado, la fermentación y el secado.

Se nombra 4 variedades principales de té, comúnmente clasificadas en el mercado por color: blanco, verde, negro y rojo.

La costumbre de servirse de las hojas de té para conferir un buen sabor al agua hervida se utilizó por primera vez en la China hacia el 2500 a. C. El té entró en contacto con los europeos por primera vez en la India en el siglo 15.

El consumo de té solo adquirió notoriedad, en Europa, en siglo 18. Empieza entonces un tráfico directo entre China y Europa. Hoy, después del agua, el té es la bebida más consumida en el mundo.

En esta categoría se ofrece varios tés clasificados en subcategorías y agrupados según sus características. Encontrará los tés que busca seleccionando los productos en la lista abajo o aplicando un filtro en la parte izquierda.

Artículos 1 a 30 de 129 totales

por página
Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5

Configurar sentido descendente

Artículos 1 a 30 de 129 totales

por página
Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5

Configurar sentido descendente